21 may. 2008

La web 2.0 en la mira de los Hackers

Los ataques a la web 2.0 crecen un 128% en lo que va de año, y un 774% si lo comparamos con el mismo periodo del año anterior. Resultados de una búsqueda, errores al teclear una URL, banners de publicidad y redes sociales son los cauces más habituales para la infección vía web.

Las redes sociales, los foros y los blogs se han convertido en uno de los principales objetivos de la industria del cibercrimen, según el reciente estudio “Amenazas en Redes Sociales 2008” presentado esta semana por G DATA, compañía alemana líder en seguridad informática y pionera en la protección antivirus.

La posibilidad de hacerse pasar por usuarios corrientes que no levanten sospechas y de llegar a un elevado número de personas aprovechándose del factor social de estas plataformas han situado a la web 2.0 en el centro de los ataques de los ciberdelincuentes.

En palabras de Ralf Benzmüller, Director del Laboratorio de Seguridad de G DATA, “la popularidad de MySpace, Facebook, blogs y foros de todo tipo, en los que la interacción entre usuarios es el motor de su actividad, suponen el caldo de cultivo perfecto para que los atacantes traten de engañarnos haciéndose pasar por usuarios legítimos, colocando código malicioso basado en JavaScript, HTML o PHP en su lugar”.

Incremento de malware en páginas web:

Frente a las 865 amenazas basadas en JavaScript, HTML o PHP registradas durante 2006, en 2007 ascendieron a 3.203 amenazas. En los cuatro primeros meses que llevamos de año, la cifra se ha disparado hasta las 2.685 amenazas (un 128% más que el cuatrimestre anterior), lo que comparado con las 347 que se produjeron en el primer cuatrimestre de 2007 supone un crecimiento del 774% respecto a dicho periodo.

En el informe “Amenazas en Redes Sociales 2008”, Ralf Benzmüller ha identificado las siguientes vías como los cauces más comunes para una infección via web:

- Resultados de una búsqueda, en especial al tratarse de temas populares. Dichos resultados pueden ser manipulados, de forma que las primeras páginas que nos devuelva una consulta contengan en realidad enlaces a sitios web maliciosos.
- Errores al teclear una dirección URL (por ejemplo, escribir “goggle” en lugar de “google”). Habitualmente, las direcciones erróneas –casi idénticas a las correctas, excepto por una letra- nos dirigirán a descargas maliciosas camufladas.
- Banners de publicidad: algunos pueden redirigirnos a sitios maliciosos.
- Existen miles de servidores web crackeados, y en muchas ocasiones los ciberdelincuentes solo colocan el malware cuando esperan recibir muchas visitas. Por ejemplo, el perfil de Alicia Keys en MySpace contenía malware a los pocos días de lanzar su nuevo album.
- Redes sociales, foros y blogs. En ellos, cualquiera puede postear contenido, y como es lógico, también los usuarios malintencionados.
- Otro riesgo se puede producir al abrir varias ventanas o pestañas en nuestro navegador, ya que el código malicioso puede robar las credenciales de la sesión de la otra ventana y espiar las contraseñas que introduzcamos, o incluso iniciar acciones remotas como el envío de spam o transacciones bancarias.

No hay comentarios: