8 abr. 2008

Informe de ataques contra los jugadores online


7 de cada 10 archivos relacionados con videojuegos de las redes P2P contienen algún código malicioso. Las cuentas de juego online poseen más valor en el mercado negro que los números de las tarjetas de crédito.

Madrid, 8 de abril de 2008 – Según el último estudio de G DATA, compañía alemana líder en seguridad informática y pionera en la protección antivirus, sobre los riesgos que conllevan las redes de compartición de archivos (P2P), el porcentaje de archivos potencialmente maliciosos que se camuflan bajo software relacionado con los videojuegos se ha incrementado durante el primer trimestre de 2008.

Para los jugadores, redes P2P como eMule constituyen una herramienta popular para encontrar trucos, parches y otro tipo de software relacionado con los videojuegos. Lo que muchos de ellos desconocen es que una gran parte de estos archivos, en apariencia relacionados con los videojuegos, contienen peligrosas amenazas para sus equipos.

Las redes de intercambio de archivos entre usuarios están infectadas. Ya en enero de 2008 se deterctó un elevado nivel de amenazas camufladas en archivos de videojuegos, un 58%, porcentaje que llegó a situarse en un 62% en el més de febrero, y que ahora, en el pasado marzo, a alcanzado su pico más alto, un 67%.

De dichos datos se desprende que los jugadores se están convirtiendo en un objetivo cada vez más atractivo para los ciberataques. Por ello, no debe sorprendernos que las cuentas de juego online robadas posean ya en el mercado negro de Internet un valor incluso más elevado que el de los números de las tarjetas de crédito.