22 dic. 2007

iPhone: que no cunda el pánico por una oleada de virus


El iPhone de Apple apenas acaba de salir a la venta en Europa y ya existen fabricantes de seguridad que prevén una oleada de virus creciente de magnitudes apocalípticas. Los expertos de G DATA Security Labs, compañía alemana líder en seguridad informática y pionera en la protección antivirus, ponen bajo lupa los actuales riesgos existentes para el IPhone y los smartphones basados en Symbian, y los resultados no pueden ser más tranquilizadores: el daño potencial del que se hablaba es prácticamente inexistente.

Para la industria del malware, los smartphones no suponen todavía un mercado de facto en el que centrarse. En los últimos doce meses, los expertos de G DATA han identificado con éxito no más de 23 nuevos programas maliciosos que afectan a Symbian, la plataforma para smartphones más utilizada. De hecho, basta con tan sólo dos horas y media para descubrir la misma proporción de malware en Windows. Según un cálculo efectuado por el Dr Dirk Hochstrate, miembro de la directiva de G DATA, ciertos fabricantes de seguridad intentan minar intencionadamente la confianza de los propietarios de smartphones en sus dispositivos, para llevarlos a utilizar sus productos para la seguridad móvil.

No puede negarse que los criminales online están siempre buscando nuevas formas de delinquir. Aún así, en base a los informes que indican lo contrario, la valoración de G DATA es que los smartphones continúan prometiendo escasas ganancias a los ciber-matones. Según un minucioso análisis de DATA Security Labs, la complejidad a la que se enfrentan los creadores profesionales de malware hace que los beneficios potenciales de un ataque se esfumen. Otro punto de consolación para los usuarios de smartphones es que, desde un punto de vista técnico, incluso bajo Symbian, la distribución en masa de programas maliciosos es apenas posible porque Bluetooth es incapaz de distribuir con la suficiente rapidez dicho malware; la ruta de un MMS podría ser un posible canal para el código malicioso, pero el proceso de instalación requiere de acciones específicas por parte del usuario. Muchos usuarios de smartphones desconfían del correo electrónico lo bastante como para evitar caer en viejas trampas, mientras que los propietarios de un iPhone no necesitan tener miedo del MMS como una posible vía para el ataque, ya que de hecho el iPhone no posee funciones MMS.

En palabras del Dr. Dirk Hochstrate, miembro de la directiva de G DATA Software AG, “Ciertos fabricantes de seguridad están aprovechándose claramente de todo el revuelo que se ha montado en los medios con el móvil-héroe de Apple, para crear un clima de duda completamente infundado. Incluso si Apple alcanza sus objetivos comerciales y vende diez millones de iPhones en todo el mundo a finales de 2008, su cuota de mercado seguirá sin ser superior al 1%. Esto representa un ratio entre dispositivos Symbian y el iPhone de 10:1. Ante este panorama, la idea del iPhone como el mayor trofeo en el que centran sus miradas los creadores de malware resulta claramente extravagante. Nuestro punto de vista es que hablar de cualquier riesgo real en el momento actual sólo tiene como objetivo generar el pánico por razones de marketing. Es evidente que algunos de los distribuidores de seguridad tan sólo pretenden convertirse en los primeros en llegar a estos mercados nicho”.

Las infecciones provocadas por sitios web infectados o por navegar por WLANs no seguras siguen siendo tan sólo un riesgo teórico para los usuarios del iPhone, pero aún así, Ralf Benzmüller, Director del Laboratorio de G DATA Security Labs, sigue estando seguro de que no se producirá una vasta oleada de virus para iPhone a corto plazo.

“La industria del malware sondeará sin duda el potencial del iPhone, pero los virus conocidos como <> son altamente improbables. Al utilizar estos virus de prueba, los creadores de malware pretenden demostrar que es técnicamente posible desarrollar virus para el iPhone. Por razones de prestigio, cada programador de malware quiere ser lógicamente el primero, pero los propietarios de un iPhone pueden estar tranquilos; los datos de los que disponemos demuestran que en los últimos dos años, los virus para smartphones han ido en claro descenso. Este año, apenas han aparecido 23 nuevos programas maliciosos –lo que supone una caída del 70 por ciento en comparación con el año anterior-. Desde el punto de vista económico, el desarrollo y distribución de malware para iPhone y Symbian simplemente no compensa”, afirma Ralf Benzmüller.

La gran cantidad de sistemas operativos, la dificultad para distribuir código malicioso y la ausencia de un modelo de negocio para el cibercrimen hacen que los smartphones no resulten atractivos para los ciberdelincuentes. A día de hoy, la necesidad de soluciones especiales de antivirus para Symbian, iPhone y similares es altamente cuestionable.

Tendencia a la baja: número de virus desarrollados para smartphones

· 2005: 145

· 2006: 73

· 2007: 23

· 2007e: 26